cibercole-logo-web

Cuando más exploramos el universo, se hace más evidente que nuestro planeta es un planeta muy extraño. Diversos factores lo hacen único entre millones de planetas: su posición con respecto al Sol (la estrella más cercana), la estabilidad de su atmósfera y la cantidad de oxígeno que contiene. Todas estas características lo convierten en el único lugar del universo conocido donde la vida es posible. La Tierra es madre y hogar de todas las formas de vida ¿cómo no vamos a honrarla y celebrar su día?

Hacé click sobre la imagen que quieras descargar.

cropped-burning_universe-normal

Nacimiento: la Tierra se formó a partir de materia interestelar (gas y polvo) que giraba alrededor del Sol. Las partículas se agruparon, al principio, en forma de nube. Poco a poco, los elementos se fueron juntando alrededor de un centro de materia muy caliente. Las altas temperaturas hicieron que toda esa materia se fundiera, conformando un planeta.

tierra-primitiva1

La corteza terrestre: finalmente, la temperatura bajó lo suficiente como para permitir la formación de una corteza terrestre estable. En sus inicios, no tenía atmósfera, y recibía muchos impactos de meteoritos que fue cambiando su aspecto. La actividad volcánica era intensa, lo que motivaba que grandes masas de lava candente saliesen al exterior y aumentasen, gradualmente, el espesor de la corteza al enfriarse y solidificarse.

Planeta-Tierra-NASA

Atmósfera: la actividad de los volcanes generó una gran cantidad de gases que acabaron formando una capa sobre la corteza. Su composición era muy distinta de la actual, pero fue la primera capa protectora y permitió la aparición del agua líquida. Algunos autores la llaman “Atmósfera I”, aunque aún contenía muy poco oxígeno.

maresyoceanos

Hidrosfera: en las erupciones, a partir del oxígeno y del hidrógeno se generaba vapor de agua, que al ascender por la atmósfera se condensaba, dando origen a las primeras lluvias. Al cabo del tiempo, con la corteza más fría, el agua de las precipitaciones se pudo mantener líquida en las zonas más profundas de la corteza, formando mares y océanos, es decir, la hidrosfera.

unicelulares
Los primeros seres vivos
Los primeros signos de vida en la Tierra surgieron hace unos 3.800 millones de años. Eran seres acuáticos formados por una sola célula.
neanderthal_woman-4x3
Los seres humanos
Hace apenas unos 250 mil años
aparecen los primeros seres humanos en
el planeta, organizados en pequeños clanes.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

SOS planeta Tierra

La Madre Tierra claramente nos pide que actuemos. Los océanos se llenan de plásticos y se vuelven más ácidos. El calor extremo, los incendios forestales, las inundaciones y otros eventos climáticos han afectado a millones de personas. Aún a día de hoy nos enfrentamos al COVID -19, una pandemia sanitaria mundial con una fuerte relación con la salud de nuestro ecosistema.
Los cambios provocados por el hombre en la naturaleza, el cambio climático, la deforestación, la producción agrícola y ganadera intensiva o el creciente comercio ilegal de vida silvestre, que aceleran el ritmo de destrucción del planeta. Necesitamos un cambio hacia una economía más sostenible que funcione tanto para las personas como para el planeta.
Las Naciones Unidas reconocen que la Tierra y sus ecosistemas son el hogar de la humanidad, de igual manera, están convencidas que si queremos conseguir un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras, es necesario promover la armonía con la naturaleza y la Tierra. Es por esto que declararon el 22 de abril como el “Día Internacional de la Madre Tierra”.