cibercole-logo-web

La enfermedad de Chagas, también conocida como tripanosomiasis americana o mal de Chagas-Mazza, es una enfermedad tropical desatendida causada por el parasito Trypanosoma cruzi.

 

La enfermedad de Chagas-Mazza es endémica* en 21 países de América, afectando entre cinco y doce millones de personas, distribuyéndose desde el sur de Estados Unidos hasta la Patagonia argentina. Hay entre 70 y 100 millones de personas expuestas a sufrir esta enfermedad, es uno de los problemas de salud más importantes de América Latina, generando más pérdida de años de vida ajustados por discapacidad que la malaria y el dengue juntos, ocupando el cuarto lugar en mortalidad y el octavo en morbilidad entre las enfermedades tropicales desatendidas, cada año mueren entre 10.000 y 12.000 personas debido a esta enfermedad.


*que afecta habitualmente a una región o país.

 

El Mal de Chagas es una enfermedad parasitaria que trasmite el insecto llamado triatómicos conocida como Vinchuca, o chinche, chipo, pito, barbeiro o chicha guazú. La transmisión se realiza por medio de sus eses que pueden entra al organismo por medio de la nariz, ojos, heridas en la piel, por la picadura del mismo insecto.

vinchucas

 

La enfermedad fue nombrada en reconocimiento al médico e infectólogo brasileño, Carlos Chagas (1879-1934), El primer trabajo de Chagas sobre tripanosomiasis comenzó en 1908 cuando expuso las investigaciones relacionadas con el descubrimiento del nuevo organismo flagelado y presentó los registros de observaciones suficientes para describir la enfermedad.

 Chagas diagnosticó por primera vez la tripanosomiasis en una niña de dos años, Berenice Soares de Moura, el 14 de Abril de 1908, a quie trató. Un año después, en abril de 1909, la vio por última vez. Su temperatura era normal y los parásitos sanguíneos habían desaparecido.

 La década de 1910 marcó el comienzo del trabajo de Salvador Mazza (1886-1946), médico y bacteriólogo argentino que completó los estudios de Carlos Chagas sobre el agente etiológico (Tripanosoma cruzi) y sobre el vector de la enfermedad (vinchuca), además de perfeccionar el tratamiento de la misma.

 En 1926, Mazza fundó la Misión de Estudios de Patología Regional Argentina, instituto que tuvo como meta diagnosticar y estudiar las enfermedades desconocidas del norte argentino, entre ellas el Mal de Chagas.

En ese año, Mazza descubrió que la enfermedad atacaba también a cánidos al hallar un ejemplar de perro afectado.

En la década de 1930, Mazza estudió y confirmó los insectos vectores de la enfermedad, los hospedantes, la epidemiología y la patogénesis, además de diagnosticar varios cientos de casos y confirmar el carácter endémico de la enfermedad.

El tema se convirtió en central en el sexto Congreso Nacional de Medicina de 1939. En 1940, Mazza y Miguel E. Jörg definieron los tres períodos anátomo-clínicos de la enfermedad, definición cuya validez se extiende hasta el presente.

Las trabas institucionales y políticas impuestas hizo que el instituto cerrara en 1958, doce años después del fallecimiento de Mazza.

chagas_mazza

 

Hay evidencia de que los humanos que poblaron Sudamérica fueron prontamente infectados por el Trypanosoma cruzi hace 9000 años. Los hallazgos arqueológicos más antiguos se han encontrado en la cordillera de los Andes, en momias del pueblo chinchorro que habitaba a lo largo de la costa del desierto de Atacama entre el sur del Perú y el norte de Chile. Se han demostrado infección por Trypanosoma cruzi (mal de Chagas-Mazza) en momias de las culturas que siguieron a los chinchorros.

Inicialmente la transmisión del parásito ocurría entre mamíferos silvestres, muchos de los cuales toleraban bien la presencia del parásito en sus organismos, e insectos en sus nidos o cuevas. Los primeros humanos que habitaron el continente se incorporaron a dicho ciclo al ocupar cuevas de la costa como lugar de habitación y al construir casas de juncos y techos de paja, ambientes favorables para los insectos. La prevalencia de la enfermedad en las poblaciones precolombinas era de un 40 %.

Al parecer Charles Darwin en su paso por Sudamérica no solo se llevó buenos recuerdos y muchos fósiles, sino que además se llevó la enfermedad de la región.

En 1834 cuando viajo al sur de Mendoza describió como una Benchuca le recorría la espalda, tuvo tiempo de examinarla y dejarse picar, para poder estudiar su proceso de alimentación. Probablemente Charles durmió en lugares infectados de estos bichos y allá sido portador de la enfermedad, ya que sus dolencias posteriores guardan similitudes con las estudiadas en pacientes diagnosticados.

charles darwin

 

¿Qué hacer si hay vinchucas en tu casa?


Denunciar la presencia del vector (insecto) a los Programas de Chagas o a las autoridades sanitarias, haz fumigación del hogar periódicamente. Hay que mantener una vigilancia continua del hogar, evitando los huecos en paredes y techos donde puedan anidar los insectos.

chagas_info

Mas Info:

 

https://www.infochagas.org