cibercole-logo-web

3 de marzo

Día Mundial de la Vida Silvestre. Nada que festejar

La situación que los animales están viviendo por los incendios en Corrientes es indignante. Miles de animales perdieron su hogar y su vida, otros deben escapar sin saber dónde.

La región de los Esteros del Iberá es el segundo humedal más grande del mundo y la biodiversidad que se encuentra allí es única. Lobos aguará-guazú, monos Carayá, nutrias, ciervos, venados de las pampas y los tan amados carpinchos - entre otros cientos de especies más - están viviendo una situación traumática.

Incendios en Corrientes

Lo de Corrientes está pasando ahora mismo, pero no es un problema único y aislado. Desde la gran quema del Amazonas, unas de las selvas más extensas y llenas de vida silvestre que existían en el mundo, ahora reducida a cenizas, en la última década han desaparecido enormes extensiones de territorio que albergaba vida silvestre para dar paso a la maquinaria imparable y destructiva de la industria humana en nombre del "progreso".

Las islas del litoral argentino también están siendo atacadas desde hace años por incendios "accidentales" que dan como resultado la desaparición de su vida silvestre. Siendo además, un problema de salud pública porque los incendios llenan de humo las ciudades vecinas. Los bosques patagónicos están sufriendo la misma suerte, así como las sierras cordobesas.

Parece que estamos metidos en una espiral de destrucción infinita. Quienes vivimos en las ciudades tal vez no seamos conscientes de los trastornos climáticos que vendrán aparejados a la desaparición de tanto monte y bosque autóctono, de tantas especies que se perderán en el ayer evolutivo, y de la cadena de cambios que esto provocará en el sutil equilibrio de nuestras vidas.

Pero algo es seguro, pagaremos un alto costo por esta falta de conciencia en un futuro no muy lejano. ¡Nuestras camas están ardiendo!

El incalculable valor de la vida silvestre

Los animales salvajes y las plantas silvestres, además de su valor intrínseco, contribuyen a los aspectos ecológicos, genéticos, sociales, económicos, científicos, educativos, culturales, recreativos y estéticos del bienestar humano y el desarrollo sostenible.

El Día Mundial de la Vida Silvestre nos brinda la ocasión de celebrar la belleza y la variedad de la flora y la fauna salvajes, así como de crear conciencia acerca de la multitud de beneficios que la conservación de estas formas de vida tiene para la humanidad. La celebración de este día también nos recuerda la necesidad urgente de combatir los delitos contra el medio ambiente y la disminución de especies causada por la actividad humana, que acarrean consecuencias negativas de gran alcance en el ámbito económico, medioambiental y social. Este es el motivo por el cual el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 15 se centra en detener la pérdida de biodiversidad.

Fuente: https://www.un.org/es/observances/world-wildlife-day