cibercole-logo-web

Ricardo Cohen - Rocambole

9 de abril de 1812

Se prohibe el comercio de esclavos

El trabajo esclavo en nuestro terriotrio tuvo un largo y doloroso recorrido bajo el dominio colonial y continuó durante la época independentista inaugurada en 1810, aunque el primer indicio de la tendencia abolicionista se vislumbra en la región con la prohibición por primera vez hace 210 años del comercio de esclavos.

 

Un decreto del Triunvirato del 9 de abril de 1812 establecía el fin del comercio de esclavos, y un año después la Asamblea Constituyente declaró personas libres a los hijos de madres esclavas, pero había que esperar a 1853 para la abolición definitiva en términos constitucionales.
El 14 de mayo de 1812 el gobierno ordenó publicar en la Gazeta "el decreto superior del 9 de abril (solicitado por el cabildo) sobre la prohibición de la introducción de los esclavos".

Se prohíbe absolutamente la introducción de expediciones de esclavatura en el
territorio de las provincias unidas
artículo 1 del decreto

 

Pero la esclavitud seguía siendo un modo de explotación y el comercio interno una forma de adquirir esa mano de obra, porque ninguna de las medidas reconocía el derecho a la libertad incondicional de los esclavos.

Se cree que unos 250.000 esclavos ingresaron entre 1580 y 1810 a Buenos Aires y Montevideo.

La población negra en el Virreinato del Río de la Plata alcanzaba a comienzos del 1800 el 40 por ciento, y distintos registros sostienen que en el interior las cifras eran superiores, como en Santiago del Estero donde había un 70 por ciento o Córdoba, Chaco y algunas zonas del noroeste donde alcanzaba el 50 por ciento.

 Esta situación se enmarca dentro de un contexto signado por la llegada forzosa a América Latina de unos 10 o 12 millones de africanos, mientras otros 50 millones morían en altamar.

 

esclavos_argentina2

Que el país fue forjado por inmigrantes blancos europeos es un mito que de a poco se está derribando. Los africanos habitaron Buenos Aires desde el año 1585 y su legado cultural es parte de nuestra idiosincrasia. El dulce de leche, las achuras e inclusive las payadas, que son elementos claves en nuestra argentinidad, tienen raíz africana.

 

Entre 1777 y 1812 entraron al puerto de Buenos Aires y Montevideo más de 700 barcos, con 72 mil esclavos africanos. Hacia 1810, la capital tenía alrededor de 40 mil habitantes y se calcula que un tercio eran de origen africano.

esclavos_argentina

Para saber más: